Nueva generación de Emprendedores

Ser emprendedor sin fracasar en el intento: Los secretos del emprendimiento jamás revelados

De la mano de los jurados del 10° Premio Santander a la Innovación Empresarial, expertos en el ecosistema emprendedor, tenemos algunos consejos que darán luz a ese túnel obscuro en el que te encuentras al no saber cómo empezar a emprender.

saber si soy emprendedor

 

Vía: noticias.universia.net.mx

Primero lo primero, observa luego piensa

Si quieres empezar con el pie derecho tu proyecto recuerda que tienes que ser innovador. ¡Ponte en los zapatos del otro!

 

Debes observar muy bien tu entorno y pensar cuáles son las necesidades de las personas y cómo las satisfacen. La clave está en crear un producto innovador que ayude a satisfacer esa necesidad de una mejor manera. Una vez que tengas claro cuál es la necesidad del mercado, “échale pa´ delante” y suelta tu imaginación.

 Da Ctrl + R a tus ideas

Es importante que en todo el proceso de creación le des un refresh  a tus ideas, procura mantenerte al tanto de lo nuevo que se está ofreciendo en el área de la industria a la que pertenece tu innovación.

Recuerda siempre pensar a futuro para que te adelantes a tus competidores,  de lo contrario tu innovación puede quedarse corta antes de lo que canta un gallo y te pueden comer el mandado.

Piensa muy bien cuáles pueden ser las necesidades que van a surgir luego de que la gente conozca tu idea, hacía dónde irá la tendencia de la industria en la que te estás metiendo, qué será lo próximo que ofrezcas, si tu proyecto tiene potencial de negocio en otra área de la industria, etcétera.

 Salta el charco

Procura que tu innovación vaya más allá de un alcance local. Te sugerimos que en tu proceso de creación pienses que sea un producto que pueda cubrir las necesidades locales, pero también necesidades a nivel Norteamérica, por ejemplo.

Ten presente que no eres el único que está pensando en problemas por resolver, muy probablemente en otro lugar alguien está creando algo similar a lo que haces y no dudará en robar tu mercado.

Dime con quién andas…

Es hora de acercarte a los valientes que prefirieron estudiar algo de matemáticas de las que tú huiste (y si eres uno de ellos, ya la hiciste). Te va a hacer un “paro” trabajar en un equipo dónde haya personas con conocimientos en administración, aparte de que van a encaminar el proyecto por el buen camino, te van a aportar conocimientos básicos que te complementarán como empresario, valóralos.

También tienes que tener presente hacer networking. Quítate el rebozo y empieza a acercarte a gente que ya tiene experiencia como emprendedor, saluda a todo el mundo; nunca sabes si alguno de ellos le guste tu proyecto y te echen la mano en algún aspecto, incluso en el financiamiento.

 ¡Apúntale bien!

Tu idea puede ser la mejor, pero si no conoces el mercado puedes llevar al fracaso a tu idea de negocio, de hecho de ahí cojean muchos proyectos de los nuevos emprendedores. Asegúrate de tener un mercado lo suficientemente grande para que tu proyecto sea redituable.

Deberás ir más allá de lo que te dice tu instinto, realiza estudios de mercado para saber lo que la gente quiere, pero además recuerda que el cliente tampoco es un empresario, tendrás que ofrecerles lo que piden pero mejorado.

 Gatea, camina, corre, vuela

Seguro te lo han dicho en alguna etapa de tu vida, pero te lo recordamos: No quieras correr cuando aún no aprendes a gatear.

Tratar de comerse al mundo de un bocado también es un problema de los emprendedores jóvenes. Te sugerimos hacer las cosas lo más sencillas posibles, ejecutarlas y una vez ejecutadas agregarle otro nivel de dificultad; en resumen enfócate en algo concreto, haz que esto crezca y a partir de ahí busca otras líneas de negocio.

 Que no te pedaleen la bicicleta

Por último, uno de los consejos más importantes es que tengas bien pensada una estrategia para proteger la propiedad intelectual de tu proyecto; haz del conocimiento de todos, que esa idea es tuya (o tuya y de tu equipo) y de nadie más.

Hay mucha gente buena en esta vida, pero puedes toparte con alguien que se quiera pasar de listo y registre tu idea a su nombre, y en ese caso corres el riesgo de quedarte como los chinitos, “nomás milando”.

¡Ya lo tienes! Queremos verte como el empresario del mañana, sigue estos consejos y ten siempre presente que tu idea puede hacer de este un mundo mejor.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title