Nueva generación de Emprendedores

¿SABES CUÁL ES EL CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO?

El ciclo de vida se refiere a la evolución que tienen las ventas de un producto durante todo el tiempo que está presente en el mercado. Este ciclo permite conocer, valorar y rastrear los cambios en la conducta de aquello que vendes, y de esta manera, fijar las estrategias y adecuarlas a los objetivos iniciales. Por ejemplo, en algunos casos permite adelantarse a elementos como la cantidad de competidores, las utilidades, el número de ventas, entre otros.


Vía: Retos Directivos y Cegos Online University
Para medir el comportamiento de un producto en un mercado específico, puedes realizar la evaluación de sus ventas desde el momento de la introducción hasta la declinación. No todos los productos tienen el mismo ciclo de vida, aunque la mayoría suele constar de cuatro fases:

  1. Introducción: Esta etapa suele ser la más arriesgada y costosa, ya hubo investigación de mercado, de necesidades y establecimiento de precios adecuados, es decir un trabajo previo al lanzamiento del producto. Generalmente, cada producto posee una característica novedosa que le otorga cierto valor frente a sus competidores. En este momento, las ventas serán bajas, los costos bastante altos, y los beneficios suelen ser casi inexistentes. Para evolucionar, es esencial que se invierta en publicidad y en promoción para el producto.
  2. Crecimiento: El producto ingresa al mercado, aumenta el conocimiento e interés de los consumidores por el producto, lo que genera un aumento de las ventas y, por consiguiente, de los beneficios. En esta etapa es esencial que proporciones todo el apoyo a tu producto y que tu distribución se torne masiva.
  3. Madurez: Cuando el producto alcanza el punto de ventas máximo, estas suelen frenarse y estabilizarse. El producto se consolida en el mercado y la empresa recibirá beneficios altos. Lo importante es intentar alargar esta etapa lo máximo posible. Para consolidarte, busca nuevos consumidores, crea necesidades a existentes, lanza al mercado variantes de tu producto.
  4. Declive: Cuando las ventas decaen. Suele deberse a la poca actualización y lo poco práctico del producto en comparación con competencia. Para intentar salvar lo más posible esta fase, se puede optar por descuentos, rediseñar el producto, establecer nuevos nichos de mercado, fidelizar clientes o planificar la salida del producto para que ésta no sea demasiado violenta.

 

Esperamos que este artículo te sirva como herramienta de predicción tanto de riesgos como de oportunidades. La clave está en saber reconocer los distintos momentos o etapas por las que atraviesa tu producto.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title