Nueva generación de Emprendedores

Que los recursos no sean una limitación para tu negocio

Para cuando creas que resulta imposible hacer rendir los ingresos del negocio, sigue los siguientes consejos.

monedas

Vía: merca20.com

Conseguir crecimientos sostenidos en una pequeña o mediana empresa no es tarea fácil y menos cuando los recursos monetarios, humanos y materiales son escasos; se convierte en todo un reto manejar una compañía sin recursos, donde nos estaremos preocupando todos los meses por sacar para la nómina, para el pago de la renta, pagos a proveedores y pago de impuestos.

Las siguientes recomendaciones servirán para generar más capital con recursos limitados.

    1. Control efectivo de costos

Cuando los recursos financieros son escasos en una empresa, el poder controlar los costos resulta esencial, pues cada peso que se gaste de forma equivocada, puede significar el caos total y un resultado negativo para la empresa. El cuidar costos significa que debemos ser cautelosos en lo que estamos gastando sin caer en las exageraciones de no invertirle a los productos que están generando los ingresos que hacen que la empresa sobreviva. Hay gente que le pone más atención a los gastos menores que a los que realmente están ocasionando la debacle financiera de una empresa y es por esa razón que las compañías quiebran.

    2. Reclutar gente talentosa

Rodearse de gente valiosa, inteligente, que entienda la situación de una compañía que pueda tener problemas hasta para pagar la nómina es la mejor decisión que se puede tomar a la hora de contratar en empresas de bajos recursos. Gente que entienda perfectamente el negocio, que sepa a lo que se enfrenta, que no entre en pánico y que venga a contribuir en vez de llegar a destruir.

    3. Negociar asertivamente con proveedores

Definitivamente la negociación con los proveedores de una manera agresiva será la clave para no quedarnos sin recursos monetarios. Los proveedores son aliados estratégicos que necesitarán entender la situación precaria en la que se encuentra la empresa, así que debemos utilizar nuestro mejor poder de persuasión para que los proveedores acepten las condiciones que les queremos imponer. Recordemos que la liquidez en una empresa resulta fundamental para no detener la marcha del negocio.

    4. No dejar de pagar impuestos

Un gran error que cometen las compañías con bajos recursos es el dejar de pagar impuestos, porque basarnos en esa falsa premisa del “debo no niego, pago no tengo”, lo único que ocasionará es que la situación se agrave, pues tarde que temprano esos créditos fiscales que se dejan de pagar se volverán impagables por los recargos y actualización que se generen y evidentemente la compañía tendrá que cerrar sus puertas. Por eso es fundamental no tener deudas en materia de impuestos, llámense los de seguridad social, estatales o impuestos federales.

    5. Ahorrar para futuras contingencias

La cobranza efectiva se vuelve fundamental en una compañía donde el recurso monetario es escaso, pero todavía más importante es el ir ahorrando esos pequeños piquitos que representan sobrantes derivados de la recuperación de la cartera y que más adelante representarán la salvación para la operación del negocio, pues cualquier contingencia que se presente la podemos solventar con esa reserva de efectivo que hemos ido generando con tanto esfuerzo.

    6. Entender las herramientas financieras

El mayor problema que se presenta en las compañías donde el recurso financiero es limitado, es porque los dueños, socios, accionistas y directores de los diversos departamentos no saben tomar decisiones con base en lo que muestran diversas herramientas financieras como lo son: el estado de resultados, el balance general, el estado de flujo de efectivo, los presupuestos, el punto de equilibrio, la cartera de clientes, la cartera de proveedores y el resultado fiscal que arroja la declaración anual de la compañía. Todo lo empiezan a hacer con base en su experiencia o en consultas con amigos y es aquí donde empiezan a perder el rumbo las empresas, pues cada empresa tiene sus propias características y comportamiento financiero que las distinguen de las demás.

    7. Presionar para incrementar ventas

La clave del éxito de una empresa con recursos limitados será establecer una estrategia de reducción de costos e incremento de ventas. Si la única opción que tiene la empresa será la de reducir costos, tarde que temprano cerrarán sus puertas. La estrategia correcta es presionar a toda el área comercial para que lleguen a sus objetivos y tengan por seguro que en el corto plazo los problemas financieros de la empresa serán menores porque se convertirá en una empresa rentable que generará mejores beneficios para todo mundo.

Lograr el éxito en una compañía donde el recurso financiero es limitado, otorga una satisfacción incomparable, pues son pocos los que se atreven a enfrentar este tipo de retos, la mayoría le huye porque no se sienten preparados para construir grandes organizaciones con pocos recursos, porque saben que el fracaso se encuentra a la vuelta de la esquina. Los grandes corporativos no se formaron de la noche a la mañana, también tuvieron que pasar por épocas de vacas flacas y aprovecharon de manera efectiva cualquier situación que les dio ventaja competitiva en relación con sus rivales y ya no dejaron escapar esa oportunidad que siempre se nos presentará y la clave será tomarla en el lugar y momento adecuado.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title