Nueva generación de Emprendedores

México tiene poca inversión para investigación y desarrollo tecnológico

ciencia

Vía: elempresario.mx

Todos sabemos, y los académicos lo exaltan, que el éxito de un país está ligado al progreso técnico, más aún, representa una forma de competencia empresarial, al grado tal que puede representar una barrera para participar y competir en cierto tipo de mercados, por ejemplo el automotriz, farmacéutico, cemento, entre otros; ya que la innovación tecnológica en alguna empresa líder, puede traducirse en mayor productividad y con ello mejores condiciones de precio y de su producto o servicio, respecto a sus competidores.

Tal es la importancia del progreso técnico, en la modalidad de innovación tecnológica, que es relativamente común saber de noticias sobre empresas que son demandadas por robo de tecnología, o respecto a la fuga de cerebros o talento a países con mejores condiciones de trabajo, para aportar su talento a nuevos procesos.

Por estos motivos, es importante saber qué tanto las empresas radicadas en el país llevan a cabo investigación y desarrollo tecnológico, ya sea como un mecanismo de innovación o como una forma de superar a sus competidores en el negocio o giro de su especialidad, ya que de una u otra forma son agentes del progreso técnico nacional y una razón importante del crecimiento económico del país.

Al respecto, en 2012 el INEGI dio a conocer los resultados de una encuesta sobre investigación y desarrollo tecnológico (IDT) de las empresas dedicadas a esta actividad en México.

Entre las conclusiones de la encuesta, sobresale que el gasto realizado por las empresas privadas que llevaron a cabo investigación y desarrollo tecnológico representó el 0.2% del PIB; pero ¿esto es mucho o poco?, pues conforme a los datos del Banco Mundial, países como Alemania gastaron el equivalente al
2.8% del PIB, Argentina el 0.6, y Brasil el 1.2 por ciento. Es decir, estamos por debajo inclusive de naciones similares a México, con la aclaración de que los datos de los otros países incluyen tanto del sector público como de sus empresas privadas, mientras que el de México solo corresponde a la iniciativa privada.

Del total de empresas analizadas (35,748), aproximadamente una de cada diez (11.7% para ser exactos) realizaron algún proyecto de innovación tecnológica, lo cual incluye propuestas relativas a productos, servicios, procesos referentes a nuevos métodos, de organización ó mercadotecnia. Es decir, se reportaron tanto los planes de nuevos productos por lanzar al mercado, como las propuestas de nuevas formas de organización en la empresa, o para plantear opciones superiores de estrategias mercadológicas.

Haciendo referencia solamente a los proyectos asociados con los procesos empresariales, tanto los relacionados con la innovación organizacional como con la mercadotecnia, son piezas fundamentales en las estrategias para el progreso técnico o como mecanismos para superar a la competencia.

No obstante la importancia de este tipo de proyectos, las cifras muestran que solamente 1,231 empresas reportaron haber realizado alguna innovación en la organización interna del negocio; y tan solo otras 609 firmas llevaron a cabo nuevos esquemas de trabajo respecto a la mercadotecnia. Lo cual significa que aun sumadas estas empresas no representan ni el 1% del total de empresas de la encuesta (35,748), ¿qué le parecen los datos?

Por otra parte, a pesar de que una de cada diez empresas reportaron proyectos innovadores, solamente el 8% de los negocios efectivamente introdujeron al mercado un producto nuevo o implementaron un proceso novedoso.

Al conocer estos datos, la pregunta obligada es: ¿por qué es tan pequeño el universo de empresas que introducen nuevas tecnologías? Ante tal interrogante, la encuesta proporcionó respuestas de los empresarios, las cuales se enuncian en orden de importancia, según el número de empresas que dieron la respuesta:

1) El riesgo económico existente; 2) elevado costo de innovación; 3) falta de fuentes de financiamiento adecuadas; 4) la rigidez de la organización de la empresa; 5) falta de personal calificado; 6) falta de información sobre tecnología; 7) falta de información sobre el mercado; 8) obstáculos derivados de la legislación vigente, 9) falta de receptividad de la clientela a nuevos productos y servicios; y 10) falta de apoyos públicos.

¿Qué le parecen las respuestas?, sin duda las partes involucradas en el tema de la innovación tecnológica, el gobierno y las propias empresas, tienen con estas respuestas una ruta para superar tales obstáculos, ¿no lo cree?

Además de este grupo de empresas con proyectos innovadores, el INEGI presentó los datos de establecimientos mercantiles que usaron tecnología de vanguardia en sus productos o en sus procesos, tales como la biotecnología y la nanotecnología.

Respecto a la biotecnología, en México un poco más del 1 por ciento de las empresas incluidas en la encuesta usan este tipo de tecnología en sus procesos, con aportaciones a la salud humana, la alimentación o el medio ambiente.

En el caso de la nanotecnología, sus aplicaciones más visibles están los aparatos electrónicos cada vez más pequeños y con mayor capacidad, pero los adelantos tecnológicos de esta rama se difunden con rapidez en otros campos de la ciencia y se incorporan en productos de la vida diaria, tales como el transporte, energía y medio ambiente; sin embargo, menos del 1% de los negocios consultados, utilizan la nanotecnología en sus procesos empresariales.

Finalmente, ¿dónde se localizan las empresas que llevaron a cabo labores de investigación y desarrollo tecnológico?, pues bien, como es previsible, las entidades principales son Nuevo León, Jalisco, México, y el Distrito Federal; pero la novedad es que entidades del norte, como Chihuahua, Coahuila, y Baja
California; así como del centro del país, tales como Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro; además de Veracruz; ya aparecen como las regiones que siguen en importancia a las zonas tradicionales y que trabajan en innovaciones tecnológicas; y ello es una razón de peso que explicaría los nuevos polos industriales que atraen cada vez más inversión en México, por ejemplo la industria aeronáutica ubicada en Querétaro.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title