Nueva generación de Emprendedores

Japón necesita más mujeres y emprendedores para crecer, según la OCDE

En su informe anual sobre Japón, este organismo reconoce los primeros frutos que ha dado Abenomics, la política económica emprendida por el primer ministro nipón, Shinzo Abe, aunque le insta a afrontar cambios profundos para garantizar la recuperación económica a largo plazo.

 

ocde 1

 

Vía: eleconomista.es

La tercera economía mundial lleva dos décadas aquejada de una débil tasa de crecimiento y una deflación persistente, lo que ha rebajado su nivel de vida (en términos de renta per cápita) desde las posiciones más altas de la OCDE hasta debajo de su media, señala el documento.

Para revertir esta tendencia, el informe urge a aplicar las reformas estructurales consideradas como la tercera “flecha” de Abenomics -tras la flexibilización monetaria y el aumento del gasto público-, y pide que estén centradas en respaldar a las mujeres trabajadoras y a los emprendedores.

Tasa de empleo

La tasa de empleo entre las mujeres está en torno al 63% en Japón, muy lejos de la de los hombres (81%) y una de las más bajas de los 34 países que componen este organismo.

En concreto, la OCDE propone modificar las normas fiscales que favorecen la retirada de las madres trabajadoras del mercado laboral, una práctica habitual en Japón, invertir más en guarderías públicas y promover esquemas que permitan compaginar trabajo y maternidad.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, fue más allá y defendió implantar tasas obligatorias de presencia femenina en el Parlamento nacional o en los consejos directivos de las empresas, tal y como han hecho países como México o Alemania.

“Si la cultura de un país no da lugar a que haya igualdad, debe hacerse algo a nivel legislativo”, afirmó el experto mexicano al presentar el documento en rueda de prensa.

Incentivar la creación de empresas

En el mismo sentido, el informe destaca la necesidad de incentivar la creación de nuevas empresas a través de ventajas fiscales o de reformas en el sistema educativo, ya que Japón es uno de los países de la OCDE donde la profesión de emprendedor se percibe como menos atractiva.

Las pymes de menos de diez años de edad, consideradas como “motor de innovación y crecimiento”, suponen apenas la cuarta parte del tejido empresarial nipón, mientras que esta proporción asciende al 50% en la media de la OCDE.

Entre otras medidas, el informe recomienda a Japón que aumente la participación de los trabajadores extranjeros, así como la movilidad y la flexibilidad de su mercado laboral.

En el ámbito social, se alerta sobre la escalada durante las dos últimas décadas del número de trabajadores a tiempo parcial y con contratos temporales, hasta alcanzar en 2014 el 40% de la mano de obra del país.

El salario medio de este tipo de empleados equivale al 62% del de los trabajadores fijos.

Si Japón no resuelve esta “dualidad” de su mercado laboral, aumentarán las desigualdades sociales y la pobreza, y se ralentizará el crecimiento económico, alerta el informe.

Asimismo, el documento recuerda que durante las dos últimas décadas la deuda pública nipona ha crecido hasta el 226% del producto interior bruto (PIB), una tasa récord en la OCDE, debido al aumento del gasto social por el envejecimiento demográfico y por los “ingresos fiscales inadecuados”.

Las otras dos grandes “amenazas” para la economía nipona son la disminución de la población en edad laboral y el estancamiento de la productividad, que lleva en un nivel prácticamente sin cambios desde 1990 y cada vez más lejos de la media de la OCDE.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title