Nueva generación de Emprendedores

Guía para pasar la gorrita: EFICINE 189

Por: Juan Carlos Álvarez Benítez

Para todos aquellos realizadores, no solo emergentes sino consagrados, siempre hay muchas becas, apoyos o premios en los que competir, pero antes de viajar a un extraño país que tiene hasta su propio alfabeto, ¿por qué no aprovechar lo que nuestras propias instituciones ponen a nuestra disposición?

EFICINE 189 es lo que antes fue conocido como el “226”, es decir, un estímulo fiscal a la producción y distribución cinematográfica nacional establecido en el artículo 189 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR); en términos generales, es un apoyo que fomenta la inversión en la industria cinematográfica para producción o distribución de largometrajes, por parte de personas físicas o morales, independientemente de su actividad económica o tamaño.

Muy bien, ¿y cómo funciona?

Ahora, el estímulo consiste en que el contribuyente aportante puede restar del ISR (Impuesto sobre la renta) que tenga que pagar en la declaración anual, una cantidad igual al monto entregado a la empresa responsable del proyecto de inversión. Siempre y cuando la cantidad que el contribuyente aportante no supere el 10% del ISR causado en el año anterior.

Esta contribución no puede ser mayor a 20 millones de pesos tratándose de proyectos de producción o a 2 millones para distribución, y no pueden rebasar los 50 millones, por cada contribuyente.

Como mencionamos al principio, EFICINE 189 es la continuación de lo que alguna vez fue EFICINE 226, solo que ahora se presenta como una mejora a su antecesor, debido a que con EFICINE 226 sólo se podían distribuir en total 500 millones de pesos por cada ejercicio fiscal y actualmente se pueden distribuir un total de 650 millones para producción.

A diferencia del estímulo anterior ahora con el EFICINE 189 los proyectos deben ser aprobados por el Comité Interinstitucional, conformado por representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Mexicano de Cinematografía.

Conceptos y precauciones a tomar en cuenta

Las disposiciones legales relacionadas a este estímulo contienen varios conceptos que es conveniente explicar, ya que la documentación que se presenta como guía y manual, puede muchas veces ser abrumante.

Los conceptos más significativos son:

1. Proyecto de inversión en la producción cinematográfica nacional: Se alude a las inversiones en territorio nacional destinadas a la realización de una película cinematográfica a través de un proceso en el cual se conjugan la creación y realización, así como los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para dicho objeto.

2. Proyecto de inversión en la distribución cinematográfica nacional: Esto refiere a las inversiones en suelo mexicano destinadas a distribuir películas cinematográficas nacionales en circuitos comerciales o culturales, así como estimular la formación de públicos e incentivar la circulación de la producción cinematográfica nacional.

3. Contribuyente aportante: es cualquier persona física o moral obligada a pagar el impuesto sobre la renta (ISR) que aporta efectivo a través de cualquier instrumento financiero a los proyectos de inversión en la producción o distribución cinematográfica nacional.

4. Empresa responsable del proyecto:es la persona física o moral que tenga a su cargo la realización del proyecto de inversión. OJO: Es indispensable que la empresa o empresario que tenga a su cargo el proyecto  tenga registrada en el RFC como actividad preponderante la distribución o la realización de obras cinematográficas.

Aunque hay una montaña de papeleo que elaborar antes de realizar aportaciones o presentar un proyecto de inversión, es relativamente sencillo y mecánico el aplicar para este apoyo… pero, es conveniente tomar las siguientes precauciones:

  • Como aportantes, solicitar a la empresa responsable del proyecto de inversión su constancia de situación fiscal y verificar que dentro de las actividades económicas que tiene registradas ante el SAT se encuentren las de distribución cinematográfica o la realización de obras cinematográficas, y que sean su actividad preponderante, es decir,  que obtenga la mayoría de sus ingresos de esa actividad.
  • Como empresa responsable del proyecto es muy conveniente revisar la constancia de situación fiscal e incluso considerar la modificación de la actividad, que según el catálogo de actividades del SAT, se asemeje más a la definición de empresa responsable del proyecto de inversión.

Tanto como aportantes como responsables del proyecto de inversión deben tener vigente la Opinión del cumplimiento de obligaciones fiscales emitido en sentido positivo, el cual se obtiene solo si se está al corriente en el cumplimiento de las obligaciones fiscales (este documento puede ser descargado directamente en el portal del SAT).

EFICINE 189, como parte de una estrategia integral que tome en cuenta la planeación legal y financiera, así como las obligaciones derivadas del estímulo y la transparencia de su uso, representa una muy buena opción como estrategia fiscal para los contribuyentes aportantes y también como opción de financiamiento no bancaria para las empresas cinematográficas, productores independientes y emprendedores. 

Entonces, ¿buscas apoyo económico para que tu obra maestra vea la luz? Pues ve poniendo en forma tus documentos y papeles porque hay procesos y protocolos para ‘pasar la gorrita’.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title