Nueva generación de Emprendedores

Emprendió con 250 pesos hoy tiene 37 pastelerías

Con 250 pesos, María Teresa Cazola, una maestra de secundaria, un negocio de repostería en la cocina de su casa en Mérida, Yucatán. Hoy tiene una cadena de 37 pastelerías en cuatro estados del sureste de México, aunque sus productos llegan a todo el país gracias a internet y a un proveedor de transporte refrigerado.

tumblr mebgnrjEGH1rrh6pf

Vía: tudecides.com.mx

Del primer pedido vino el siguiente, y pronto el espacio dejó de ser suficiente, cuenta la fundadora del emprendimiento que lleva su nombre: Tere Cazola. “Conseguí una casa a una cuadra de donde vivía”, cuenta. “Pero en un año nos quedó chica y tuvimos que alquilar otro lugar”. Luego de 30 años al mando de su empresa, María Teresa ya está preparando la sucesión y analiza franquiciar su marca.

Tere Cazola produce, vende y distribuye panadería y repostería. Casi la totalidad de sus ingresos es a través de las sucursales, donde destaca la del aeropuerto de Mérida —un referente para turistas nacionales y extranjeros—. El resto viene de la venta en línea de sus productos, publica Expansión en su edición impresa del 13 de marzo 2015 y cuya suscripción está disponible en el Kiosco Digital de Grupo Expansión. 

La empresa emplea a 350 personas y vendió 4.3 millones de productos en 2014.

En los primeros años de Tere Cazola, se guió por la intuición y por el apoyo de su familia. “Un tiempo me ayudó un hermano a abrir puntos de venta. Otro trabajó seis años como gerente de la planta”, cuenta. “Mi hija, que estudió administración, ayudó a hacer todo más institucional”.

Es común que la familia tenga mayor compromiso con el negocio familiar, considera José Trujillo, director del Centro de Gobierno Corporativo y Empresas Familiares del Tecnológico de Monterrey.

La empresa de Cazola sigue creciendo, y los retos del proceso la llevaron a iniciar un proceso formal de sucesión y a cuestionarse bajo qué formato escalar la marca. “Trabajamos con gente que nos ayuda en el tema de empresas familiares — dice— para que el negocio persista a través del tiempo”.

En 2012, la empresa yucateca entró a la red de emprendedores de Endeavor México.

“Ayudamos en áreas desatendidas, como la sucesión, para que puedan enfrentar mejor los cambios”, explica Blanca Pérez Montalvo, directora de la aceleradora en Yucatán.

El plan de Cazola es que uno de sus cuatro hijos tome las riendas del negocio. También empieza a considerar franquiciar su firma, algo a lo que se negó los últimos años.

Muchos emprendedores con un negocio consolidado temen franquiciar, explica Ileana Zendejas, administradora de cuentas de la consultora en negocios y franquicias Feher & Feher. “De hacerlo, su negocio podría tener crecimiento internacional”.

El sector de franquicias en México crecerá en 2015 hasta 8% y generará cerca de 3,000 empleos, sobre todo en el sector de alimentos y bebidas.

Cazola no da un no definitivo. “Quiero franquiciar cuando tenga certeza de que es el momento”.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title