Nueva generación de Emprendedores

El futuro de los Drones en México

México tiene la posibilidad de aprovechar los drones para revolucionar la industria en distintos campos. Estos vehículos teledirigidos pueden servir para hacer mucho más de lo que imaginabas.

dronelkmk

Vía: animalpolitico.com

En mayo de 2013, la policía canadiense anunció el rescate de un hombre que se había accidentado en una zona boscosa y de clima helado. ¿Qué hace de esto un hecho relevante? La víctima fue rastreada a través de un dron equipado con una cámara infrarroja, lo que derivó en que ésa persona salvara la vida.

Estos dispositivos voladores sirven para mucho más que tomar fotografías y video. Hay países que los usan para vigilancia, monitoreo, exploración geográfica y más… México no está lejos de ello y hay diversos casos que se deben estudiar para aprovechar mejor a los drones.

Probablemente la percepción más común de un dron es que se trata de un pequeño helicóptero a control remoto. Este concepto se ha vuelto sumamente conocido gracias una infinidad de videos subidos a internet, sin embargo hay que saber distinguir qué caracteriza a un dron.

El cofundador de droneproject.org, Edwin Gómez, en entrevista con Animal Político, mencionó: “Es importante destacar que las personas le llaman dron a cualquier equipo con un motor y que se puede controlar de manera remota, pero eso no es realidad. Para que se pueda llamar dron tiene que tener capacidades de inteligencia, de decisión propia sin que el usuario intervenga”.

Hay distintos tipos de drones: terrestres, de ala rotativa o multi rotor, también hay de ala fija, que parecen aviones… ¿qué hace México con ellos?

México, drones y un futuro prometedor

Amazon, empresa dedicada a la venta de productos vía internet, tiene el proyecto de utilizar drones para hacer envíos exprés a sus clientes en Estados Unidos. También existen iniciativas en Europa para entregar pizzas con drones.

Sin embargo, en México proyectos como estos podrían ser fallidos; el tema del vandalismo es una de las razones. “No sería lo mismo trabajar en un proyecto de entrega de paquetería en cualquier parte del mundo que en México, principalmente por un tema de educación de las personas”, menciona Edwin.

Al cuestionarlos sobre usos potenciales de los drones, tanto el responsable de operaciones de manufactura en 3D Robotics, Guillermo Romero como el presidente de Share y Asociados (empresa mexicana pionera en la comercialización de drones), Arturo Ávila, hablan de estos campos:

    En la industria minera: monitoreando desde el aire los recursos que se trasladan se puede dar seguimiento a los inventarios, como un camión que transporta minerales valuados en millones de dólares. Otro uso que la empresa australiana Rio Tinto tenía en mente desde el año pasado es usar drones para explorar zonas de difícil acceso para saber si contienen minerales útiles.

    En el terreno de la migración: En su trayecto por intentar llegar a EU, los migrantes viajan en trenes y, algunos, se albergan en automóviles que son transportados en los vagones. Dos de las principales armadoras de vehículos en México solicitaron presupuestos para la adquisición de drones con cámaras térmicas e infrarrojas para desplegarlos en los patios donde los trenes cargan los vehículos nuevos que son llevados a Estados Unidos para detectar a los migrantes que se esconden en su interior.

    En la construcción: para mantener registro constante del progreso de una tarea. Guillermo destaca: “se puede administrar el avance de una obra con reportes diarios o hacer un inventario desde el aire si se tiene el material [de construcción] desplegado en el terreno de la obra”.

    En la agricultura: en los grandes sembradíos se puede usar drones para la localización de plagas, para identificar qué áreas necesitan agua o carecen de ella, en donde es necesario utilizar fertilizantes mediante reconocimiento previo, entre otros, indica Ávila. Todo eso se puede detectar con el dron en lugar de usar una aeronave convencional que es más cara, o para sustituir el reconocimiento de tierra que es más tardado.

    Para rescate: un dron puede explorar una zona de desastre para buscar sobrevivientes. Romero indica: “[los drones pueden ayudar] en la búsqueda de personas, en el rescate, así como en proyectos de fauna y ecologistas. En este caso, de manera autónoma, se puede hacer la búsqueda de una persona o de un tipo de animal a través de un sensor infrarrojo”.

    Para las empresas aseguradoras: las grandes aseguradoras pueden aprovechar los drones cuando haya daños por siniestro como un desastre natural o el simple daño del techo de una casa, la evaluación se hará en minutos y el cliente podrá obtener rápidamente su pago.

    Drones antibombas: un uso de avanzada que se puede dar a los drones es equiparlos con inhibidores de señal para desplazarlos a posiciones en donde se sospeche que exista una bomba, comentó Ávila. El bloqueador puede impedir que el explosivo sea detonado mediante un control remoto, sin necesidad de arriesgar vidas.

    En las bahías y puertos de México: Guillermo afirma que un dron puede realizar proyectos de ecocartografía con mayor eficiencia. “Al medir la profundidad de las bahías y de los puertos para evaluar el suelo de la entrada de un puerto. Eso se hace actualmente con lanchas y una persona que mueve un sensor pesado. En México, que está rodeado de costas, este podría ser un gran uso”, dice Romero.

Cielo sin ley

La mayor parte de los países del mundo carece de una ley o marco normativo que regule la venta y utilización de los drones y México no es la excepción, sin embargo, la situación en este caso es particularmente más delicada por el tráfico aéreo que existe principalmente en ciudades como el Distrito Federal.

“Hace unos años hubo iniciativa por parte de la dirección de aviación para regular el uso de drones, pero era acerca de los dispositivos que había en esa época, traídos de Israel”, dice Romero, quien también inició la asociación civil Drones Civiles de México, encargada de concientizar a los pilotos de vehículos no tripulados sobre el uso correcto de estos dispositivos.

Él menciona que los drones en cuestión eran grandes y pesados, difíciles de comprar por un usuario estándar. “Todas esas reglas ya no están vigentes porque los dispositivos ya no son del mismo tamaño ni peso, ahora son productos que se pueden volar en el patio de la casa”, dice Guillermo.

Sobre la regulación del uso de drones también opinó para Animal Político un piloto aviador. Luis Armando Valdespino, quien tiene cinco años de experiencia, comentó que el Valle de México ocupa el segundo sitio a escala mundial en cuanto a helicópteros en tránsito, con por lo menos cien mil operaciones de aterrizaje o despegue de este tipo de aeronaves al año. A ellos se suma el tráfico de las aeronaves de ala fija que vienen o salen del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Imagínate entonces el peligro de un dron de cinco kilos que puede ser golpeado a 200 kilómetros por hora por una aeronave; tenemos que regular la parte de a dónde podemos elevar un dron sin comprometer la seguridad de las aeronaves y como nos cuidamos en esa zona” dijo Valdespino.

El piloto explicó que en términos ideales se necesita una legislación integral que incluya cuestiones respecto a la seguridad en la utilización de los drones, la capacidad del operador, los requisitos de compra y entrega, el espectro de uso.

Romero remarca que algunas restricciones básicas para el uso de drones son:

    No volar en la noche
    No volar más allá de la línea de vista
    No elevar el dron a más de 100 metros de altura
    No volar encima de personas o de propiedad privada
    Mantener el control remoto en la mano siempre

Actualmente hay pláticas entre senadores, especialistas y empresarios, para incluir al menos como un primer paso un capítulo sobre utilización de drones en la Ley General de Seguridad Privada que se expedirá este año.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading...
Menu Title